martes, 19 de mayo de 2015

La influencia de las redes sociales en una ciudad como Guatemala

Siempre he dicho que se necesitan menos de seis grados de separación para ubicar a alguien en un país como Guatemala.  Yo me atrevería a decir que tres.  Ahora con las redes sociales, en donde la gente está más conectada, todo parece más cerca.

Por eso ahora en vísperas de elecciones, la gente parece más unida que hace 4 años, o por lo menos esa impresión me da a mí.  Me llenó de emoción leer desde Houston cómo la gente se unía para una protesta pacífica contra la corrupción en el país.  El 16 de mayo llegaron a juntarse más de 30,000 personas.  Estoy segura que todo esto no habría sido posible sin la influencia de las redes socials.

Por Edwin Pitán

Como es común ya que todos tengan celulares, nada pasa desapercibido.  La gente toma una foto y se hace pública en minutos y se comparte.  La información pasa del usuario a la prensa con una rapidez increíble.  Así es como se ha denunciado al partido del LÍDER pintando símbolos nacionales como ceibas, o provocando contaminación visual pintando piedras o muros de contención en las rutas viales.


Embedded image permalinkDe la misma forma, la gente se ha unido para protestar contra ello o hacer algo al respecto.  Todo por medio de redes sociales. Las convocatorias empiezan de boca en boca, pero se difunden en Facebook y Twitter.  Los jóvenes están más involucrados.

Las noticias se saben más rápido.  Parece como si las personas están más dispuestas a denunciar o dar su opinión por medio de redes sociales y la rapidez con que se difunde todo es impresionante.

Definitivamente creo que estas elecciones no serán las mismas.  Tal vez los resultados no sean los deseados, pues la política es política al fin y al cabo, pero ver a la gente uniéndose así es definitivamente interesante, incluso inspirador.

domingo, 8 de marzo de 2015

El cambio de vida

La mejor experiencia de la víspera de navidad el año pasado, fue decirle a nuestra familia que estábamos esperando bebé.
Decir la noticia fue algo muy emocionante, pues ya después de 8 años casados, creo que era una noticia que todos esperaban con muchas ansias, nosotros tmbién.  Pasamos a formar parte ese grupo de la sociedad llamados "padres de familia", donde se abre unas tremendas puertas llenas de nuevas experiencias y aprendizajes.  En pocos meses, entenderemos y apreciaremos todo lo que nuestros padres hicieron (y siguen haciendo) por nosotros.  Entraremos en otra etapa donde ya no basta pensar en dos, sino de ahora en adelante, pensaremos en tres, y pondremos al número tres antes que a nosotros dos.

Nuestros amigos que ya son papás y la familia, nos dicen cómo nos va a cambiar la vida.  Nos explican que nada va a ser distinto, pero que todo será más bonito.  Nos preparan para el cansancio y para ya no tener tiempo libre.  Nosotros, estamos expectantes y contentos.  La verdad, yo es casi en lo único que pienso.  Hoy cumplo 15 semanas de embarazo, me quedan 25 más.  Todo ha ido muy tranquilo y normal, sin mayores complicaciones o percances.

Es la mejor noticia del año 2015 y va a seguir siendo la experiencia que marque otro paso importante en la vida de la familia Díaz-Cardona.

jueves, 30 de octubre de 2014

Legado Culinario

Cuando estamos fuera de nuestro país de origen, no hay nada más reconfortante que probar la comida típica de nuevo.  Nosotros hemos manejado más de 60 km para probar un rico pastel de choclo y más de 40 para probar buenos paches guatemaltecos.
El cocinar las comidas que nos cocinaron a nosotros en algún momento, nos transporta por un instante a aquellos recuerdos de un país y una familia que está lejana, pero de alguna forma se acerca con cada bocado.
Guatemala es un país al que lo une la comida, sin lugar a duda.  El gusto por la comida guatemalteca va más allá del origen sociocultural o económico.  Cualquier persona de Guatemala ha probado alguna vez una tortilla con frijol o un rico tamal, sin importar si éste se sirve en bandeja de plata o de plástico.  Es de esperarse, con tanta influencia multicultural en un terreno tan pequeño.
Por eso, el 1 de noviembre a mí siempre me invade la nostalgia, pues en la ciudad todos están con sus familias comiendo fiambre (un plato típico hecho a base de verduras y embutidos). Ahora con las redes sociales es más evidente, pues veo las fotos de todos los distintos fiambres. Quizás por eso este año decidí hacer fiambre de nuevo (siempre se me pasa la ocasión para empezarlo y no lo hago a tiempo).
El legado culinario es impresionante, pues no puedo evitar el gusto por el fiambre blanco, tal como lo hace mi mamá, como lo hacía mi abuelita y mi bisabuelita. Una generación culinaria tras otra. No sé si disfrutaría hacer otra receta, pues aunque el sabor sea similar, el estilo de cocina y medidas son distintas.
Como toda buena comida, se empieza con tiempo pues lleva bastante preparación.
Ya tengo la verdura en salmuera y mañana empezaré a cortar los embutidos.  Me encantaría invitar a mi familia a mi casa e intercambiar fiambres con mi mamá.  Ojalá algún día pueda hacerlo.
Mientras tanto, nos espera una rica comida el fin de semana, con sabor a nostalgia y a lindos recuerdos.
Feliz fiambre a todos!


miércoles, 2 de julio de 2014

Fiebre Mundialista II

No es ningún secreto que en Estados Unidos el Mundial de Futbol de la FIFA sea un evento muy pequeño.  Es algo que la mayoría de Estadounidenses sabe que existe, pero allá lejano.  Como contaba en el 2010, la gente no se contagia, la pasión no se siente... pero poco a poco, algo ha ido cambiando y es algo que se empieza a sentir.  
Por supuesto, no vamos a esperar que de la noche a la mañana los Estadounidenses dejen su superbowl y empiecen a ver "soccer", pero es algo que empiezo ver que cambia muy gradualmente.

Si me preguntan mi opinión, yo creo que a nadie le interesa ver los partidos por lo aburrido que los narran.  Por ejemplo, supongamos que es un partido entre Argentina y Alemania, narrado en Estados Unidos sería algo así:

- Garay (silencio), Rojo (silencio), Gago (silencio), DiMaría para  Messi, Messi tira al arco y Neuer atrapa.

Por el contrario, escuchar un partido en español tiene mucho más emoción:

- Garay se la pasa a Rojo, Rojo la recibe de pierna derecha y se la pasa a Gago, Gago que atrapa el balón con habilidad y abre camino para pasárselo a DiMaría, DiMaría baja el balón, atención que esta puede ser la oportunidad para Argentina, DiMaría se lo pasa  A Messi, Messi acomoda el balÓN, TIIIRA DE FRENTE Y Y....NEEEEUEEER!!!, SEÑORAS Y SEÑORES!!!!, NEUER ATRAPÓ EL BALÓN NUEVAMENTE!!!! ARGENTINA SE QUEDA CON LAS GANAS DE ANOTAR POR TERCERA VEZ!!!

Ven la diferencia?

Yo creo que con la emoción con que se narran estos partidos cualquiera se entera de lo que está pasando.

Igual quiero creer que he puesto mi granito de arena para motivar a la gente en la oficina a ver los partidos.  Por lo menos los dos partidos (de los Estados Unidos) que cayeron entre semana los vimos en la sala de conferencias.  Un gran avance para una cultura completamente ajena al futbol.  Sin embargo, cuando Estados Unidos le metió el único gol a Bélgica yo fui la única que gritó "GOOOOL" con emoción ja ja ja, los demás me vieron sonriendo, pero no lo cantaron... Quizá era mucho pedir.

De cualquier forma, quiero creer que Estados Unidos va en camino a contagiarse.  Esa es mi esperanza.  Mientras esto sucede, seguiré contagiada a distancia por el momento.  Sólo por el momento porque este año por fin estaré de nuevo en un país con una fiebre mundialista completa, porque voy a estar en Guatemala, donde gritaré con todos "GOOOOOOOOOOOOOOOL!", como se debe!!

jueves, 20 de febrero de 2014

Habilidad musical

Hace varios meses me encontré con este video y la enorme habilidad musical que tiene Randy Chang (quien lo lleva a cabo).  Lograr utilizar elementos de la casa combinados con instrumentos musicales para crear una melodía fantástica, es algo realmente admirable.
Escuché primero la versión de Randy Chang, antes de escuchar la versión original, y en mi opinión esta versión es mucho mejor.
Se las comparto:
 (Recomendación: utilizar audífonos para apreciar los elementos)