miércoles, 20 de febrero de 2008

Recogiendo basura


En Guatemala muchas veces me ví recogiendo la basura que las otras personas dejaban al paso, porque no me gusta ver mi ciudad sucia. Aquí en Houston todo es tan distinto que cualquiera que ha visto algún contenedor de basura estadounidense se da cuenta del gran desperdicio que hay y no solo a nivel de comida, sino de electrodomésticos, ropa y todo lo demás.

Cuando veo la mezcla de cosas que las personas dejan me pregunto cuánto más va a sobrevivir este país con el grado de desperdicio que tiene. Aquí a las personas les es más fácil dejar las cosas en la basura y comprar otras que regalarlas o repararlas. Algunas personas que no quieren tirar a la basura sus cosas las venden o reglan en craigslist (página electrónica de clasificados). A mí me sigue impresionando el grado de consumismo y desperdicio. Es un círculo vicioso al que no hemos entrado nosotros. Si sale una nueva computadora, las personas la compran y dejan en la basura la que tienen. El ritmo del consumismo es tan grande como el del desperdicio.

En este complejo de apartamentos se deja la "basura" afuera los días lunes, miércoles y viernes. Lo que nos ha sorprendido es encontrarnos con cosas como libros nuevos (o casi nuevos) de medicina que su precio oscila entre los $100 y los $180; monitores de computadora, impresoras, carruajes de bebé, maletas, sillas, escritorios para computadora... en fin, la lista es interminable.

Un día de estos salió Sebastián para su trabajo y vio al vecino con una televisión polaroid LCD de 20" en la mano dejándola en la "basura". Sebas le preguntó si estaba dañada (seguramente con la esperanza de desarmarla para arreglarla o quitarle las partes) y el vecino dijo que no, que había comprado una más grande. No dudó dos veces en pedírsela y el vecino con mucho gusto se la dio.

Yo no salía de mi asombro. Imagínense, encontrar un televisor que normalmente cuesta $300 en la basura!! Estuve muy de acuerdo con él por haber tomado esa decisión. No sé, quizá los demás se avergonzarán de recoger la basura del vecino, pero yo lo iterpreto como reutlización de recursos.

A veces me gustaría volver a EEUU una línea de producción, donde el reciclaje de sus productos sea para países como Guate, donde la gente no tiene qué comer o dónde sentarse, mientras aquí tiran cosas tan útiles al basurero. En cierta forma, muchas veces Guate y otros países latinoamericanos nos convertimos en una fuente de "reutilización" de los recursos... basta las famosas tiendas de ropa usada, o pacas para demostrarlo....

Es en cosas como éstas que me doy cuenta de la gran desigualdad. No sé quién se atrevería en Guatemala a dejar en la basura un televisor LCD...
Mientras tanto, ahora tenemos un televisor con mejor definición, mejor sonido, que ocupa menos espacio y lo mejor de todo es que no nos costó un centavo!

3 comentarios:

Petoulqui dijo...

Pienso que esta forma de exponer las cosas, de una manera concreta, realmente ayuda a comprender mejor lo que Vd. menciona, la desigualdad.

El contraste entre los países puede parecer incluso absurdo. Es de no creerse, pero así es.

Esta entrada me parece de las mejores de su blog y me recordó la novela "Las murallas" de Méndez Vides.

Felicitaciones.

Atentamente,

Julio E. Pellecer S.

Lili dijo...

A mí también me ha parecido una de las mejores entradas. Me pareció alentador cuando leí la parte de "círculo vicioso al que no hemos entrado nosotros" pues a veces es difícil mantenerse firme en medio de un entorno como ese.
Realmente es triste ver estas desigualdades, es hasta cierto punto increíble, ilógico, sin sentido alguno.
En fin, por lo pronto, disfruta de tu televisor nuevo.

Un abrazo

Luis dijo...

¿Sabés qué idea acabás de tener? Pacas de electrodomésticos: recogés la basura gringa y nos la vendés a precios de ganga;) Yo pongo el garage y hago el cartelito de "se abrió paca"... jajaja.